A partir del 22 de enero, el Espacio Plural del Trasnocho Cultural estará presentando la obra Acto cultural, pieza original del genio del teatro contemporáneo en Venezuela, José Ignacio Cabrujas.

Esta pieza teatral, estrenada en el año de 1976 por el Nuevo Grupo de Venezuela y que es dirigida en esta ocasión por el también actor Héctor Manrique, presenta la historia de cuatro miembros de la junta directiva de una institución cultural rural que escenifican dentro de la ficción el drama histórico Colón, Cristóbal, el genovés alucinado.

El montaje de esta obra no es para nada fortuito, ya que fue luego del estreno en la Sala Juana Sujo que la idea de presentarla de nuevo germinó en la cabeza de Manrique, quien mantiene un nexo especial con el texto de Cabrujas, y quien además considera "que para el país es una obra necesaria" reflexionando en torno al contexto social, cultural y político en el que Venezuela se encuentra actualmente.

Con ésta, ya serían tres las obras de Cabrujas que el Grupo Actoral 80 ha llevado a las tablas y la segunda que dirige Manrique, ya que la primera estuvo a cargo del fundador del grupo Jean Carlos Gené, quien en la actualidad reside en Buenos Aires.

UNA ÓPTICA VIGENTE Descendiente directa de la pluma característica de Cabrujas, Acto cultural mantiene esa óptica cargada de historia que aparece en casi toda la obra del dramaturgo venezolano. Ese afán de buscar en el pasado para entender mejor el presente se recrea perfectamente en esta representación. Ambientada en un pueblo, los personajes de este drama viven angustiados por saberse tan alejados de la ciudad, en una sociedad donde las normas y comportamientos a seguir no funcionan. Prefieren quedarse para siempre atrapados antes que huir o cambiarlo todo.

Sin embargo, la verdadera excelencia de la trama se encuentra en la manera como se desarrolla la historia. La escenificación de la vida de Colón dentro de la misma obra permite observar cómo los personajes son afectados por esta representación. El colonizador genovés es plasmado como un hombre aferrado a una visión que desconoce por completo, junto a otros personajes cuyas vidas son recreadas sin ningún tipo de exaltación épica.

Mediante la evolución de la trama los actores toman conciencia de sus deseos y con ellos del miedo que les impide llevarlos a cabo. Una producción que más que desatar risas, hará que el público reflexione en torno a las limitaciones individuales y la proyección de ello en la sociedad actual.